Diseños personalizados:

Cuéntame tu historia, experiencia, sueño o fantasía y con ella construiré un diseño de arte abstracto digital personalizado, tomando algunos de sus elementos y expresándolos gráficamente con colores, tamaños, texturas y posiciones diferentes a los visualizados originalmente.

Tábata

Es la fantasía de un transgénero, que sueña con casarse en una playa con un hombre perfecto, con un vestido cuya cola sea muy larga y la mojen las olas. Ella tiene cinco amores y no sabe a cuál elegir; quiere que sea uno de ellos quien la elija, ella se encuentra en el altar esperando al novio. Cinco helicópteros sobre vuelan la escena, de uno de ellos se despliega una escalera, de la cual baja un caballero bien parecido, vestido de smoking, con una rosa roja entre sus labios, los últimos escalones lo dejan justo en el altar, el varón toma la rosa de su boca y con un gesto apasionado la entrega a la novia y así comienza la ceremonia.

Nada de miedo

Un joven meditaba, observando a los pelícanos descansar sobre las rocas, pensaba en viajar y en cómo sería su vida en otro país, contemplaba las olas invitándolo a bañarse en el mar. Su cabeza estaba en Argentina, pero su realidad estaba allí, en las costas de Nayarit. De pronto sintió una ansiedad que provocaba una fuerte necesidad de nadar. Se metió al mar y nadó por varios metros hasta que se cansó; tuvo pánico de que su energía no le alcanzara para poder regresar, esa horrible sensación lo obligó a nadar y entonces, una gran fuerza volvió a su cuerpo y ya no tuvo más miedo.

Despintándome las venas

Una modelo trabaja en un evento en el cuál le hacen un body paint de colores rojo, blanco y azul. Ella está ansiosa por llegar a casa y ver a su amado marido, así que se viste sin despintarse. Cuando llega a casa se desnuda y le dice a su esposo que está cansada, que por favor le ayude a quitarse la pintura del cuerpo. Él con una esponja y jabón comienza a lavar sus brazos, ella es de piel blanca, casi pálida de tal manera que sus venas resaltan. Él por más que talla no logra quitar una línea azul y ella con una sonrisa dulce y tierna le dice “¡estás tratando de despintarme las venas!”.

Defendiendo a mi protector

Una joven insegura, que ha sido víctima de mal trato, se hace de un perro grande y musculoso, pensando en que éste la protegerá, así que lo lleva a la escuela de guardia y protección. En la primera sesión, el entrenador trata de hacer enojar al perro, el objetivo es que el éste lo ataque, pero en lugar de embestir al entrenador, llora y se escuda detrás de la muchacha. Esto le hace pensar a la joven que es ella quien tiene que proteger al cuadrúpedo.

Desconcertado

Un mexicano conoce a mujer cubana, siente tanta atracción por ella que sueña que tienen relaciones sexuales. Al siguiente día ella le pregunta con una gran seguridad y actitud seductora si lo que hicieron la noche anterior fue placentero. Él se queda desconcertado al darse cuenta que no había manera de que ella supiera sobre su sueño, su piel se eriza al escuchar esas palabras y aunque nunca había creído en la santería, ahora piensa que es la única manera de explicar lo sucedido.